Seguridad Negligente

Los propietarios de propiedades y negocios tienen el deber legal de proporcionar seguridad razonable para los ocupantes y visitantes de la propiedad.

Si ocurre un asalto, agresión o asesinato debido a que el propietario de la tierra o el negocio no proporcionó seguridad razonable (es decir, vallas, iluminación, cerraduras, cámaras de seguridad, guardia de seguridad), la víctima puede recuperarse de sus lesiones.

gallNS.jpg